MADRID: TALAVANTE DESPRENDE LA INTELIGENCIA DEL ARTE...

MADRID: TALAVANTE DESPRENDE LA INTELIGENCIA DEL ARTE...

MADRID : SAN ISIDRO

13 Mayo 2015
Corrida de Toros


Casi lleno
Ganadería de: El Ventorrillo

Juan José Padilla silencio / silencio
"El Cid" silencio / silencio
Alejandro Talavante oreja / silencio



Llega el momento en que faltan los sinónimos para describir cada día la mediocridad de los encierros corridos cada tarde.
Entonces, no busquemos más ni otra palabra para decir que el lote de la Ganaderia del Ventorrillo, desilusionó por falta de juego y debilidad.
De buena presentación pero con muy poco "juego", faltando de fuerza: peso medio: 570kg.

Sin embargo, destacar el tercero y el quinto como se puede "destacar el Yin y el Yang": verbial poco taurino, lo admito pero así fue.

Corrida aburrida hasta el medio de la tarde, cuando salió "Botijo" y qué bien un poco de agua fresca en el calor madrileño!
Delante la promesa de un fúturo radioso: Alejandro Talavante; una vez más, machaco que el número de contratos toreados el año anterior
no puede hacer referencia para contratar a un torero.


El maestro de Badadoz despriendió toda la inteleigencia. Por cierto Botijo llevaba motor, pero adaptarse al único bicho de la tarde
que permite ya está bien; luego aprovechar la oportunidad para relajarse completamente ante el público más exigente del mundo en plena San Isidro es otra cosa. Lo hizó Talavante con certeza, paulatinamente. Con Botijo, el público y Alejandro Talavante "dío la mano al público" para
que aquella tarde no fuera otra más en el largo ciclo Isidríl.
Dió la mano, pero además la más bonita en el toreo; la mano que refleja la verdad de la tauromaquia: la que manda al morlaco sin espada de ayuda, franela estrecha: la mano izquierda. Derechazos y naturales; la natural resulta exigente; sin el rato de muleta que propone el derechazo, cintura y muñeca dando el tempo del pase. Los aficionados no podrán olvidar aquellas series de naturales de frente, muleta planchada, relajado y de arte mayor.


 De la gradas cayeron como perlas (y seguro que para el maestro se le "cayó de perlas" tambien), un clamor y los "ole ole y ole".
Mató de una estocada en regla, y sin pensárselo, el Presidente dejo caer el prestigioso pañuelo blanco. Una oreja merecidísima.
Agradecimientos al diestro Extremeño. Destacar un gran par de palos de Juan José Trujillo (cuadrilla de Talavante al tercero).


Por desgracia, los milagros poco se repiten (en eso quiero hablar del lote de Ventorrillo); y a pesar de que a unos kilómetros, en otro edificio famoso, en el estadio Santiago Bernabeu el Real Madrid jugaba la semi final de liga de Campeones, toda la asistencia quedó hasta el último (incluso los socios de la "Casa Blanca") para presenciar la salida a hombros del "chico" de Badajoz.

¡Lástima!  Pero el diestro y los aficionados a los toros, al contrario de los "Socios" y del Real, no deberán esperar un año eterno antes de ilusionarse con Alejandro Talavante. El 21 de mayo, el Extremeño vuelve a Madrid para abrir la puerta grande; y ojalá, abrirse las puertas de una carrera de figura, en eso quiero decir por fín ser contratado por todas partes: porque de figura, por lo que va del talento todo queda "cuadrado", desde años ya.

Quise empezar por el mejor porque luego: ¿qué decir?

 El "ciclón" de Jerez, jefe de lidia no consiguió sacar de Las Ventas como un hurracán.
Intentó de "uvas a peras"cierto, con dos largas contra las barreras arriesgadas sin que por lo tanto soplaran los vientos. 
Ni siquiera "Pianista" (su segundo/ el 4o de la tarde) se dignó improvisar cualquier melodía para permetir a Juan José Padilla de escribir unas notas. Silencio en los dos.



El segundo "peatón" de la tarde era el "pobre" J. Manuel "El Cid".

Siento realmente usar la palabra "pobre", lo hago con resignación pero no podemos taparse la verdad; hace  por desgracia  años y años que El Cid "lleva su cruz" hacia l planeta de los toros. Lastimo aún más verle así de apatico por recordar el principio de los años 2000.
¡Cuántas tardes fenomenales gozé gracias a este maestro en el coso Bayonés, él  junto al maestro francés Fernández Meca y los Victorinos Martín! Hasta que cuando llegaba el mes de septiembre con la faamosa Feria del Atlántico,  todos acudían a Bayona para disfrutar de las naturales leyendarias de José Manuel El Cid ante los morlacos de Galapagar; y ni pensar perderse el acontecimiento.

Si como ejemplo, hablo de Bayona será porque soy Francés, que en aquella época vivía a unos metros de la Plaza y que soy nostálgico? Puede ser; pero tambien porque llevo casi 30 años, me enamoré de los toros, y del misterio que rodea los toreros. Pero, si Bayona resulta entonces un ejemplo patente en mi alma, hay que recordar (y nunca olvidar), que igual era en cada coso:
iba desorejando por todas partes. Pero, verdad que ayer los toros no le ayudaron para nada: esto queda cierto, digamos para consolarse que se había hecho especialista de los Victorinos y creo que no es una falta de respeto que preguntarme:

¿ Porqué esta encerradora el próximo 5 de junio, frente además a seis morlacos de Victorinos, mientras lleva "su cruz"?
  Quizás, personalmente tengo respuesta:
Ser Matador de toros no es un deporte, un oficio tampoco una pasión comuna:  es mucho mucho más que todo esto, (me permito confirmarle tras haber hablado con profesionales y tener uno como amigo en particular):

 Cuando un Ser Humano acepta dar su vida, en el sentido propio para ponerse ante un animal: esto no suma explicación y yo "pequeñito revistero" nunca daré juicio cualquiera.

Además, para vover a la pregunta de porqué la encerradora de Manuel "El Cid", si pudiera intentar encontrar explicación, un torero queda una persona con su carácter propio: cada torero es diferente por supuesto.
  El único quien tiene respuesta a este misterio, será "El Cid".

Bien sé que machaco con esta encerradura, pero si tanto insito es porque tuve ocasión de leer frases que me hieron del poco de respeto en cuanto a la famosa.

Volvamos a el 13 de mayo (y perdona por esta rotunda).
 Ayer a pesar de que el decir es :" no hay quinto malo", el peor del lote fue ése, el quinto y el sorteo decidió que lo toreara "El Cid". Pero, quinto malo, lote sin fuerza, hay (y es mi "deber" de cronista) decir la verdad: El Diestro, de lo poco que intentó nunca estuvo capaz de sacarse la espina para ofrecer un tanto de pase.

Pero, pero: La tauromaquia siempre resultó llena de sorpresas.
 Ojalá para todos esta próxima encerradora sea nueva sorpresa: y claro, toda la afición estará en el coso o ante su televisor.
 Así es la tauromaquia, repito sorprendente  y nosotros aficionados, seguros-inseguros: que siga ya de eso, y nunca se dormirá la Fiesta Brava... 

 ¡Suerte maestro!


Reseña (crónica): M. Vargas

foto: mundotoro.com (enlace en primera página)